EL VASA (Regalskeppet Wasa)
“El portento sueco” & La Guerra de los Treinta

Escrito por: P.Argenter Leído 20.113 veces.

Añadir nueva noticia

Vista previa de la imagenEl Vasa, el barco de guerra sueco más conocido de la Guerra de los Treinta Años (1618-48) hundido nada más botarlo.   Su final creó un mito y su encuentro y recuperación suscitaron uno de los mejores eventos del siglo XX en el país.   Este barco es uno de los mejores ejemplos de barcos de guerra del siglo XVII.  Creado para dominar el mar báltico y controlar los ataques de los países vecinos, enemigos de la liga protestante.


La Guerra de los Treinta años:

Generada a causa de muchos conflictos políticos, la guerra de los Treinta empezó siendo más bien religiosa.  Enfrentaba a la Liga de los Católicos con la Liga de los Protestantes.   La guerra comenzó en 1618 en época del famoso rey de la dinastía Wasa / Vasa, Gustavo II Adolfo de Suecia. 


Realmente como en todas las guerras, todo comienza muchos años antes, a causa de otros conflictos que siempre acaba generando con el paso de los años, guerras que parece que nunca van acabar.


Los países del norte de Europa que querían realizar una reforma de la iglesia católica siguiendo los designios de Lutero (S.XVI) en contra de los deseos de los países católicos arraizados en los profundos dogmas de la Iglesia de Roma.

Durante los primeros años fue más una guerra religiosa que acabó siendo una guerra dinástica entre los príncipes y reyes europeos.    La familia Habsburgo, gobernante de Austria quería más poder y defendía el poder de la iglesia de Roma.  Sus deseos de expansión frenó y enfrió las relaciones diplomáticas entre el imperio Austro-húngaro con otros países como Francia y Suecia que se unieron al poder de los príncipes alemanes, deseosos de una reforma total de la Iglesia Católica.  En un principio Francia estuvo de parte de Roma pero acabó cayendo en una unión con los protestantes.  En Francia había muchos protestantes desde la época en que Navarra se unió a Francia-  Los reyes navarros del renacimiento se promulgaban protestantes a la iglesia tradicional-.   España por su parte se puso de parte de la Iglesia Católica y Romana, y apoyaron sin problema alguno, a los primos austriacos.


En 1555 y tras firmarse el Tratado de Augsburgo entre Carlos V y los príncipes alemanes que querían realizar el cambio radical de la Iglesia de Roma, los Habsburgo decidieron destruir iglesias protestantes en Alemania, lo cual volvieron a abrir una herida muy profunda en los diferentes reinos, principados y ducados alemanes deseosos de volver a interponer la lucha por la Reforma. 

En 1608 se crea la Unión Evangélica como alianza para defender los deseos de aquellas personas que no estaban de acuerdo con la religión católica.    Al año siguiente –1609- se crea la Santa Liga Alemana, la alianza católica para poder contrarestar y defender la religión católica.   Muy pronto, los nobles, señores, reyes y príncipes de diferentes países que confrontarían posteriormente Alemania, se dividieron entre la Santa Liga y la Unión Evangélica.  Principalmente el sur siguió Roma y el norte la Evangélica y Luterana.


Suecia por su parte se unió a la Evangélica y al ducado de Sajonia-Weimar.  Suecia se hizo luterana evangélica.   El país entró en guerra contra Francia y su primer ministro, el famoso cardenal Richelieu, que hizo que Francia volviera a mirar Roma como única y Santa Iglesia de Cristo.  Los galos defendieron a los católicos promovidos por los Habsburgo- no así, la reina de entonces en Francia era la hija de Felipe III de España, la Infanta  Ana Maria Mauricia de Habsburgo, (1601-66) esposa de Luis XIII (1601-1643). 

Por entonces Suecia le interesaba ser la potencia principal de Escandinavía, controlar los países del mar Báltico como Estonia, Lituania o Finlandia.  Dinamarca nunca- en lo largo de su historia moderno- ha aceptado al pueblo sueco, que siempre se ha intentado desmarcar de la política danesa, potencia principal desde la época de los vikingos.  El rey sueco quería dejar claro a Europa que Suecia existía, incluso reconquistar un trozo filandés que era de Rusia. 


En 1625 Suecia diseñó cuatro buques de guerra para controlar los ataques del sur, pero principalmente “El Wasa” sería el navío principal.  Su elegancia y riqueza ornamental le conferiría un poder sobre los austeros galeones de la Santa Liga.  Querían que fuera invencible, el más poderoso jamás visto.  Su creador fue el holandés Henrik Hybertsson.


Después de su hundimiento en 1628 y siguiendo los designios estipulados por el duque Bernardo de Sajonia-Weimar, los suecos atacaron las fuerzas imperiales y entraron en una larga lucha.


 






Su ficha técnica contaba con:

Material de su construcción:  Madera de más de mil robles suecos.

Capacidad para 145 marineros y 300 soldados.

Caña: 11 mts de largo.

Ángulo de giro del timón de hasta 14 grados.

Manga: 11.7 mts.

Calado: 4.8 mts. – Quilla: 5 mts.

Bauprés (medida del galeón de largo): 69 mts x 11.7 mts.

Se deplazaba a  1.210 toneladas y tenia una eslora de 70 metros.

Armamento:  Un total de 64 cañones, distribuidos en : 48 cañones de 24 libras

 (un cañón pesaba más de una tonelada)- 8 cañones de 3 libras-

2 cañones de una libra y 6 cañones pequeños situados estratégicamente en sus tres puentes.

Castillo de Popa: Estaba situado a 20 metros de alto y a 15 mts sobre el nivel del mar.

Su Palo Mayor media desde la quilla: 52.5 mts..-

Tenía 3 palos y capacidad de hasta 10 velas de 1275 mts cuadrados-

(en la actualidad solo se conservan seis de ellos)

El galeón media 69 mts de largo x 11.30 mts de ancho.

 


SU CREADOR: Henrik Hybertsson

El constructor holandés que creó esta máquina de guerra, fue llamado por el rey Gustavo II Adolfo de Suecia a través del almirante Gyllenhiem.   Existe pocas referencias sobre Hybertsson, sabemos que era un gran conocedor de los galeones flamencos, que eran muy bellos y servían tanto como barcos de guerra como hermosos ejemplos de arquitectura naval. 

 

En 1624- hacia el otoño, Gyllenhiem, el vicealmirante Claes Fleming y Hybertsson, acompañado por su hermano, llegaron a Suecia para entrevistarse con el rey.    El monarca también le ordenó el diseño de una serie de barcos que acompañara el Wasa en su recorrido y de otros para el control de las costas suecas.   Tras realizar su cometido, aunque nunca pudo ver el Wasa acabado, murió en 1627.


Se hace cargo del seguimiento de la construcción al hermano de Henrik, Johann Hybertsson.

El 16 de enero de 1628 el rey sueco visita la construcción de los navíos, principalmente del Vasa.

Se elige la tripulación y la corte real se decide por el capitán del navío, Söfrin Hansson.


El 10 de agosto, cuando el navío se hace al mar, nada más salir de su botadura, se hunde ante la increíble mirada de una gran multitud de suecos que llenaban el puerto.

Parte de su tripulación se salvó como su capitán, el señor Sofring Hansson y cuatro oficiales más.  Fueron interrogados por la corona sueca, pidiéndoles explicaciones de aquel desastre.

Todos fueron encarcelados pero el sr. Hansson pudo ser liberado al poco tiempo.   Como nadie encontró la razón de su hundimiento, al final pusieron en libertad a la tripulación del navío.

 

(Para tener más detalles de su hundimiento y su recuperación visitar la pàgina web: “La recuperación del Vasa de Lars –Ake Kvarning.)


Retrato del rey Gustavo II AdolfoLa corona sueca contrata los servicios de Albert de Treileben para rescatar algo del navío con la ayuda de sus buceadores.   Treileben tan solo pudo rescatar 50 de ellos entre 1664 y 1683, acabando entonces con las posibilidades de rescatar otra cosa más de interés.

El rey Gustavo II Adolfo de Suecia- De la dinastía Wasa.

(1594-1632)


SUS ORNAMENTOS POLICROMADOS Y DORADOS:

Siguiendo con la tendencia de los galeones holandeses de la época, aparece en el Wasa cargado hasta la “locura” de un gran número de esculturas de hombres que representa a las esculturas de dioses griegos y marineros; símbolos reales, escudos heráldicos, animales mitológicos, etc, así hasta un total de 700 piezas escultóricas.    También grandes faroles y farolillos especialmente llama la atención, los colocados en el castillo de popa, muy ornamentado y recargado.


En el castillo de popa se encuentra las efigies del rey Gustavo Adolfo con dos grifos.

Bajo el mar y durante tantos años, el color de los ornamentos prácticamente, no tenían casi ni color, se tuvo que trabajar a fondo para su recuperación.


OTROS GALEONES Y NAVIOS PERDIDOS EN LA BAHIA DE ESTOCOLMO Y CERCANIAS:


Al norte de la ciudad: El Wistervjk- Hundido en 1676

Al este de la ciudad: El Riksvasa- hundido en 1623

Al sur de la ciudad: El Lybska Svarige/ Sverige: hundido en 1525

El Riksapplet hundido en 1676 y el Gyone Jäganen hundido en 1676.


También se sabe que en el mar báltico hay muchos otros navíos hundidos de la época moderna.



SU RECUPERACIÓN EN EL SIGLO XX:



 El investigador privado sueco, Anders Franzén, siempre fue un loco de la historia y leyenda del Wasa, desde su niñez.  Franzén sabía muy bien que se había hundido cerca del puerto de Stockholm, y paso mucho tiempo intentando investigar todo en relación a este galeón. Se empeñó en estudiar la historia naval de la edad moderna y en conocer todo sobre los galeones en el largo de los siglos, especializándose en su favorito, el Wasa.


Exploró durante varios años el puerto antiguo de la ciudad hasta que en 1956 lo halló cercano al islote de Beckholmen a 32 mts de profundidad.  Con ayuda de dragas y buceadores, Franzén empieza a sumergirse en busca de tesoros.    Su descubrimiento fue algo que nadie se hubiera nunca ni imaginado.  En 1958 encuentran uno de los grandes cañones y trabajan en su recuperación.  En 1959 logra con unos cables de acero agarrar por debajo de la nave y con la ayuda de una empresa de navíos de carga, remontarlo hasta aguas menos profundas.

En 1961 Stockholmo empieza a construir un lugar provisional donde depositar el navío una vez que haya sido rescatado de las aguas del frío mar del Báltico.  El 24 de abril de ese mismo, logran poner a flote el Wasa.  De seguida un gran equipo de arqueólogos, restauradores y muchos obreros, logran trasladar a un sitio protegido el viejo Wasa.  En 1962 se le empieza a tratar con líquidos especiales para su conservación.  Entre los años 1962 y 1987 los buceadores y un equipo de trabajadores especializados en arqueología submarina, rastrean la zona donde se ubicó el hundimiento.  En 1988 se acaba de construir el museo naval de Stockholmo, cercano a los astilleros Galärvarvet, el conocido como el Museo Wasa, en honor al galeón encontrado delante de las costas de la ciudad y que sería la principal atracción.  El Wasa realiza su último traslado al nuevo museo que lleva su nombre ante la alegría y la atracción mediática que suponía.   El 15 de junio de 1990 el actual rey de Suecia, Carlos XVI Gustavo inagura las instalaciones del museo Wasa.



Anders Franzén junto el Wasa en el momento de su hallazgo

- Foto del Museo Wasa. (1918-93)





El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia Dinastía Bernadotte
.

La relación del nombre del galeón Wasa con la dinastía real de los Wasa, tiene origen en Finlandia, en el pueblo de Vaasa- costa occidental.  La primera dinastía real sueca, después de la época de los Vikingos, introdujo muchos avances medievales como el cristianismo en el país.  Unidos a Finlandia y Polonia, los Wasa siempre fueron grandes defensores de la religión cristiana y por conseguir el poderío del mar Báltico. 





WEBS:

http://www.hispamar.com/PAG_HISPAMAR/PROA/135/PAGINA22.htm

Http://www.vasamuseet.se 

http://www.aranako.com/Colaboraciones/RecuperaVasa.pdf - Lars Kvarning.


LIBROS PARA SABER MÁS:

-“El Gran Libro de los Veleros” de Olivier Puget.


VISITE:

-Museo Naval del Wasa / Vasa en el puerto de Estocolmo, para conocer de más de cerca de este gran navío.

http://www.vasamuseet.se





Escrito por: P.Argenter Leído 20.113 veces.

comentar noticia